Plaza de Mayo, varias curiosidades de esta famosísima Plaza del centro de Buenos Aires.

Plaza de MayoSe trata de una de las plazas más antiguas de la ciudad. Pero, no siempre llevó este nombre ni fue tan grande como la conocemos hoy en día.

Juan de Garay, fundador de la ciudad, en el año 1580 creó la Plaza Mayor. Se trataba de una plaza en lo que, actualmente, es el espacio de Av. Rivadavia, Defensa, Bolívar e Hipólito Yrigoyen. En el sector Este, entre Yrigoyen, Defensa, Balcarce y Av. Rivadavia había quedado un terreno abandonado que, posteriormente, sería Plaza de Armas.

Estos dos bloques, en el año 1884 fueron fusionados en un solo terreno con 2 hectáreas totales.

El nombre que lleva es en honor a la Revolución del 25 de Mayo del año 1810.

Aquí te comentamos algunas otras curiosidades sobre esta enorme Plaza de Mayo:

[lwptoc]

La Recova

Plaza de MayoEn medio de las dos primeras plazas que te mencionamos antes, entre los años 1804 y 1884, estuvo La Recova. Una gran edificación, de dos cuerpos con 11 arcos en cada cuerpo, que se unían en el medio por un enorme arco y que servía de conexión entre las plazas.

Se trató del primer shopping de la ciudad de Buenos Aires, donde era posible adquirir variedad de productos, desde vestimenta y calzado, hasta verduras y cortes de carnes.

El edificio fue tirado abajo en el año 1884 para la creación de la actual Plaza de Mayo.

 

Pirámide

Plaza de MayoSe trata del primer monumento patrio, el cual fue construido en el año 1811 para honrar y recordar el primer aniversario de la famosa Revolución de Mayo.

Pero, aquí te contamos un secreto que pocos saben. El monumento que vemos no es, en realidad, el original, sino que éste, se encuentra oculto dentro de la pirámide que vemos hoy día. Esto sucede porque en 1856 el estado de la pirámide original era de mucho abandono, por lo que el artista Prilidiano Pueyrredón edificó una nueva pirámide alrededor. En la punta, agregó una estatua de pequeño tamaño, en representación de la Libertad con el gorro frigio, característico de la República Argentina.

Por esto mismo, lo que vemos actualmente es ese revestimiento que se creó en 1856 y no así su original de 1811.

 

Hueco de Ánimas

En la antigüedad, existía una creencia de que, en la esquina de Av. Rivadavia y Reconquista, las brujas, junto con el diablo, se juntaban a hacer aquelarres.

Se trataba de un área de edificios sin terminar, con pequeños huecos donde la gente se echaba a dormir. Sin dudas, un lugar abandonado es pie para historias tétricas.

Para tapar ese hueco, se edificó el Primer Teatro Colón.

 

Ejecuciones

Aquí es donde vamos a contarte la parte menos linda de la plaza.

En el año 1580, y los años sucesivos, el sector oeste de este lugar era el elegido para la ejecución de los reos ante los ojos del pueblo. Allí se los fusilaba o ahorcaba, y sus cuerpos quedaban colgados durante un par de horas para que todo el pueblo los viera.

 

Toros

Sí, aunque no puedas creerlo, también fue zona de corrida de Toros como en España.

En el año 1609, tuvo lugar la primera corrida en lo que, todavía, era la reconocida Plaza Mayor.

Su recorrido tuvo dos siglos hasta que fueron abolidas. En su época de plenitud, se alquilaban los balcones de los edificios en construcción a modo de palcos para ver mejor el horrible espectáculo.

 

El Fuerte

fuerteEn 1595, se construyó un fuerte con la idea de que sea defensor de la ciudad frente a los posibles piratas de origen europeo. Su localización era donde, actualmente, se encuentra la famosa Casa Rosada de Buenos Aires.

En el año 1882 se produjo su demolición, pero, dentro del Museo de la Casa Rosada vas a poder ver alguno de los restos de este enorme fuerte de protección.

 

Ubicación de la Plaza de Mayo